dilluns, 18 de setembre de 2017

diMe QuÉ MúSicA eSCucHAs y Te diRé Lo iNCíVicO qUe eReS




La boda del viernes estuvo divertida. Empezando por la llegada de la novia con la Marcha Imperial de Star Wars, su padre con casco de Darth Vader y su hermano con uno de soldado imperial. Continuando por los parlamentos, siguiendo por el aperitivo de pie, y rematando con la música para todos los públicos: ahí cabían rumba, música comercial, electrónica, disco 80's, o Pulp, Pixies, Camera Obscura, Love Of Lesbian, Strokes o Franz Ferdinand. No conocía a mucha gente y al principio noté las pocas horas que había dormido la noche anterior, pero poco a poco me fui metiendo y socializando, y acabé pasándomelo muy bien.

La noche anterior había ido al concierto de Desert Mountain Tribe, que me sorprendieron gratamente. Fui invitando a un montón de dEsoRdeNadas, pero fue de aquellas veces en que, por un motivo o por otro, ninguna podía venir. Así que me fui con la cámara, socialicé por allí, y disfruté de la música. El problema llegó al volver a casa. Hace unos días han cambiado los vecinos del edificio de al lado. El que toca pared con pared con mi casa (y mi habitación). Anteriormente era un piso de estudiantes que, de tanto en cuanto, daban por culo con fiestas en fin de semana. Pero, por lo general, cuando les llamabas la atención, se disculpaban y paraban. Ahora han llegado unos nuevos, creo que caribeños, y por ahora el talante es lamentablemente distinto. Hace justo una semana, el domingo por la noche, protagonizaron la primera fiesta estando yo en casa. Aunque me pone bastante nervioso que la gente sea tan egoísta y mongola de hacer ruido (especialmente de noche), opté por ponerme los cascos mientras escribía y que el marrón de pararles los pies fuera para quien correspondía: sus vecinos de escalera. Como ya pasaba con los estudiantes, nadie movió un puto dedo. El jueves pasado, trabajando yo al día siguiente, y volviendo del concierto ya pasada la medianoche, volvían a tener fiesta montada. Ya no era sólo la música, sino el alboroto de un montón de gente metida dentro del piso riendo, cantando y gritando. Como si estuvieran en mi casa. Aunque me ponen muy violento estas muestras de estupidez y egoísmo supinos, y al ver la nueva inoperancia cobarde/aburguesada de sus vecinos, opté por bajar a la calle, y picar aleatoriamente al interfono, a ver si localizaba qué piso era, para pedirles educadamente que pararan la fiesta. Primero me salió una pobre abuela; después una chica que me dijo que se había puesto los tapones para poder dormir, y a la que le dije si podía ir a picarles y decirles que callaran (me puso la burda excusa de que no sabía qué piso era...); y a la tercera acerté. Me salió al balcón un chico que parecía cubano, y le dije que no podíamos dormir con tanto follón, que era la segunda vez esa semana, y que por favor parasen la música. Al principio pareció que hacían caso bajando un poco el volumen, pero al cabo de un rato volvió el jolgorio. Y seguía. Y seguía. Y se me hincharon tanto al ver el pasotismo y la falta total de respeto, que lo tuve clarísimo: si tú me pierdes el respeto y me robas mi derecho a descansar, yo te pierdo el respeto a ti y te voy a hacer callar donde más duele: llamé a la Guardia Urbana. Como no venían y ya era más de la una de la madrugada, volví a llamar. Y sobre la una y media me picaron dos agentes al interfono, y subieron a casa. Comprobaron el jolgorio, me explicaron la normativa, me recomendaron que no volviera a exponerme directamente con los incívicos y que, en caso de repetirse, denuncie directamente a la regidoria, y se fueron para el piso a parar la fiesta. Lo hicieron, y por lo que me explicaron previamente, multa de 300 euros para los fiesteros (75 si pagan antes de no sé cuántos días), y en caso de que hubiera más de 10 personas (que las había seguro), 7 euros más de multa por persona. Descanso al fin, aunque a las 5:30h debieron volver de fiesta, haciendo un ruido tremendo que me volvió a despertar. Entre la tensión de la situación y las continuas interrupciones de sueño, descansé como el culo aquella noche y lo noté en la boda del día siguiente, pero espero que hayan aprendido la lección y no vuelvan a dar por culo a los demás. Si lo hacen, tengo claro que hablaré con el presidente de su escalera y con el dueño del piso. Estoy hasta los cojones de incívicos egoístas que se piensan que viven solos en el mundo. Curiosamente, en el 99% de los casos escuchan música de mierda...

La España que adoro: gracias Madrid!! En esta lucha nos la jugamos todos...

Y por lo que respecta a la república bananera de Españistán, el fin de semana nos deja más elementos surrealistas: la Guardia Civil entrando a más periódicos y diarios digitales, requisando carteles o prohibiendo actos pro-referendum, al más puro estilo franquista; toreros exhibiendo banderas rojigualdas con el pollo fascista con total impunidad (¿os imagináis eso en Alemania con una bandera nazi? Yo tampoco...); manifiestos de supuestos intelectuales de supuesta izquierda ubicados como los baños de los restaurantes: al fondo, a la derecha; periódicos antiguamente progresistas equiparando (con tacto anal) independentismo y yihadismo, el día que se cumplía un mes de los atentados de Barcelona y Cambrils; o, atención, Tejero (sí, sí! El del golpe de estado del 23-F...) llamando 'colpistas' a los promotores del referéndum... surrealismo puro, duro y casposo. Por suerte, España no es ni pertenece a toda esta mierda neofascista, y manifestaciones en Bilbao o Madrid en favor de la libertad y el derecho a decidir han demostrado que este país puede y debe levantarse también contra toda esta pocilga: y es que este conflicto ya no es sólo una batalla de naciones, soberanías o modelos de estado, sino una lucha por todos esos derechos civiles básicos de toda democracia que la caverna de dóbermans del estado franquista está intentando secuestrar: libertad de expresión, libertad de prensa, derecho a decidir en las urnas, condena del fascismo... todo eso que internacionalmente ya se está empezando a denunciar (ya era hora!), y que no sólo afecta a Barcelona, Girona o la Pobla de Segur, sino también a Lugo, Donosti, Granada, Alicante o Badajoz.





dimecres, 13 de setembre de 2017

...AgaiN




He estado cenando en casa de mis padres. He ido hoy porqué sé que a mi padre le hace ilusión que veamos el fútbol juntos. Si hubiera estado en casa seguramente no lo habría visto, porqué hace años que sufro un proceso de 'me estoy quitando' con el gran circo del fútbol de élite. Pero en este caso era lo de menos. Con el paso del tiempo, he aprendido a disfrutar de estos pequeños momentos de cotidianidad. Mi madre estaba chistosa y parlanchina, y aunque interfería en la narración y en poder seguir el hilo del partido (algo que siempre me ha puesto muy nervioso), he sentido una gran alegría por verla así, y comprobar que pesadillas del pasado quedaban ya lejos. Cruzo los dedos, claro. Me gustaría que aprovecharan más su tiempo libre de jubilados, pero las limitaciones físicas de la edad lo complican. También me encantaría que pudieran volver a vivir a diSoRdErLand, de donde les echaron hace años los buitres del mobbing inmobiliario. Creo que nunca he sentido tanto odio en mi vida, ni tantas ganas de responder con violencia a un ataque tan injusto. Pero me alegra pensar que mis padres puedan vivir con cierta tranquilidad y sin esta absurda maquinaria de esclavismo asumido que es la sociedad del trabajo y los absurdos madrugones. Cuando escucho a todos estos listillos teóricos que quieren implantar el horario europeo y hacerlo todo más pronto me dan ganas de sacar el bate de béisbol. Si tú eres masoquista y quieres madrugar más, hazlo, pero no vengas a mi a imponerme nada. Soy cero productivo antes de comer, y cuanto más me hagan madrugar, menos lo seré. Por imposibilidad natural, y por rebelión.

Ayer me escribió La Chica Con Pelo De Chico, tras su fin de semana de encierro pre-tesis. La noto bastante más relajada y natural. No sé si atreverme a decir que a niveles próximos a nuestros meses de esplendor, pero sí mucho mejor que en los de crisis que hemos vivido en esta primavera-verano. Crisis de confianza, de miedos, o incluso diría que de perdernos el respeto por momentos. Pero parece que eso de ir más a mi aire y no estar tan pendiente de ella la ha hecho sentirse más desahogada, y vuelve a ser más transparente, sin tanto miedo a qué decir o a cómo actuar. Ojalá pueda ser el inicio de una nueva etapa entre nosotros, y que recuperemos profundidades y matices recíprocos por descubrir. Sigo sintiéndola como alguien muy especial, y creo que podríamos llegar a complementarnos muy bien. Pero eso sólo el tiempo lo dirá. La paciencia sigue sin ser una de mis virtudes, pero prometo que estoy trabajando para mejorarlo...

Y a todo esto, este viernes tengo la boda de Amapola. No me gustan nada las bodas, pero en su caso, me hace especial ilusión. Me la quiero un montón, y me hace muy feliz que ella lo sea. He cometido grandes errores y torpezas en mi vida, y creo que ella sufrió una de las mayores. He pensado muchísimas veces en lo que pudo ser y no fue, y en lo estúpido que fui. Y en cómo pude ser tan torpe, y por qué siempre reacciono tarde. A veces me daría de hostias a mi mismo. Supongo que es absurdo darle muchas vueltas a las cosas a toro pasado, pero también es inevitable. Sea como sea, ella también es una de las personas más especiales que ha pasado por mi vida, y todo lo que vivimos no nos lo podrá quitar nadie. Y deseo con todas mis fuerzas que sea tremendamente feliz.




dimarts, 12 de setembre de 2017

mE Voto eNCiMa




Ya hace 5 años de aquella primera gran manifestación que empezó a reclamar de manera masiva y sin tapujos el derecho a decidir una hipotética independencia de Catalunya respecto a España. Un lustro después, lo que podía parecer un arrebato desesperado y una salida en tiempos de crisis es hoy una realidad consolidada y una ilusión colectiva que sigue creciendo día a día. Y no hablo en términos políticos, sino sociales. Hablo de la gente de la calle, la que da o quita fuerza a este tipo de movimientos y reivindicaciones. La gente que está hasta los cojones de ataques a la dignidad colectiva, de amenazas políticas y judiciales, de gobiernos corruptos y de monarquías cómplices de dictaduras, de una prensa que se ha convertido en plataforma de propaganda del poder y que ha vendido la lucha por contar la verdad a cambio de explicar las mentiras que les interesan a los que pagan y mandan, o de la continua criminalización hacia unas reivindicaciones legítimas y totalmente razonables y democráticas. Votar nunca puede ser delito, y es completamente necesario saber de una puta vez la verdad sobre la cantidad de gente que querría este cambio de status quo y la que preferiría quedarse como está. Hayan sido un millón de personas, o medio, o 23 personas y 3 gatos, la multitudinaria manifestación de hoy en la Diada ha vuelto a ser un grito unánime y contundente reclamando ese referéndum del 1 de octubre que el gobierno estatal sigue negando de manera obtusa, dictatorial, torpe e irresponsable. Y ha vuelto a ser una fiesta cívica ejemplar, sin incidentes remarcables ni esa falsa violencia que siguen deseando desde la tribuna política y mediática cavernaria de la extrema derecha neofranquista que tanta incidencia sigue teniendo, lamentablemente, en la vida de este país llamado España. Os venderán las motos que quieran, pero los que hemos estado allí un año más (y os lo dice alguien con dudas y críticas al respecto de todo este tema) os podemos decir que es alucinante ver a tantísima gente de tantos perfiles sociales y económicos distintos luchando por lo mismo. O montones de abuelos (y cuando digo montones, me refiero a MONTONES) que casi no pueden ni andar pero no han querido perder la oportunidad de estar allí con una cara de ilusión impagable y sillitas plegables para poder descansar, uniendo su voz y luchando por lo que ya anhelaban sus padres y abuelos décadas atrás. Algo tan esencial y simple como ejercer el derecho a voto, para intentar crear un nuevo estado. Una lucha no solo para los que quieran votar SÍ. También para los que quieran votar NO. O para los que quieran abstenerse, o meter una papeleta con la foto de la Pantoja en el sobre. No me entra en la cabeza que alguien que crea en la democracia pueda negar un derecho tan básico. Pero no me extraña que lo hagan los talibanes peperos, porqué de demócratas, tienen bien poco. Lo que sí tienen, y mucho, es miedo a perder esa hipotética votación, y por ello optan por secuestrar la democracia con total impunidad y la complicidad de formaciones que van de partidos de izquierdas, un poder judicial a su servicio (¿separación de poderes? ¿Eso qué é lo que é?), o diarios, radios y televisiones lamiendo el culo del patético régimen que sigue robándonos libertades a todos. Pero mientras sigan tensando la cuerda con impresentables declaraciones de hooligan como las que ha hecho hoy Pablo Casado menospreciando a la multitud de gente que se ha manifestado de manera pacífica y totalmente legítima, más fuerza le va a dar al movimiento independentista. Y más ganas de votar nos va a dar incluso a los que seguimos siendo muy escépticos con muchas de las aristas, personajes y matices de todo este embrollo. Sinceramente, me importan bien poco sentimientos patrióticos ni banderas. A mi lo que me mueve es enviar bien lejos de una patada a todos estos mierdas ladrones manipuladores que siguen actuando como si la dictadura estuviera viva (que lo está) y que nos siguen tratando a todos como si fuéramos imbéciles...




dilluns, 11 de setembre de 2017

AgOtaMieNtOs vARiOs




Una de la mañana tras un fin de semana de curro agotador. Vuelven las rutinas, vuelve el frío, vuelve la oscuridad. Los subnormales del edificio de al lado dan una fiesta con música a todo trapo, y nadie les dice nada. Yo alucino. Y estoy harto de ser el único que se moja el culo y les llama la atención o, si es necesario, llama a la Guardia Urbana. Flipo con sus vecinos de escalera, y su puta cobardía. La gente que se deja pisar así sus derechos merece ser pisoteada sin piedad. De momento hoy paso de todo, porqué todavía no me voy a ir a dormir, y escribo aislado por la música que suena por mis auriculares. Evidentemente, si la juerga continúa cuando decida meterme en la cama, les diré algo. Hay que ser subnormal para hacer jaleo a la una de la mañana, y doblemente subnormal para permitirlo si te están molestando. Es curioso que el 99% de mongolos que hacen jaleo sin respetar a sus vecinos escuchan música de mierda. La música que escuches dice mucho de tu nivel de inteligencia y/o cultura.

Mañana es la Diada, y se respira en el ambiente que este año va a ser diferente. A 20 días del referéndum (si se hace), se respira muchísima ilusión en la calle, y muchísima crispación a 600 kms. Lo de la Guardia Civil vigilando imprentas o asaltando diarios está a medio camino entre el tufo a rancio franquista que a nadie le extraña viniendo de quien viene, y el surrealismo más ridículo por parte de ese estado corrupto y que ha perdido toda legitimidad (han perdido el norte, y están dando una imagen lamentable en todo el planeta. Hasta Julian Assange les está poniendo a caldo). Llegados a este punto de tensión de cuerdas, estoy convencido de que el nivel de pocilga mediática y política va a llegar a puntos de vergüenza ajena y de vulneración de todo código deontológico y de nuestro derecho a la información independiente, precisa y rigurosa. Y me da algo de temor que no quieran aprovechar la manifestación pacífica y reivindicativa de mañana para provocar falsos alborotos o algo similar. Ya hace días que los dóbermans mediáticos están ladrando y lanzando consignas sobre una hipotética escalada de violencia que sólo existe en su imaginación, pero eso es justo lo que ellos querrían, para lanzar más mierda sobre todo este proceso. No soy tan ingenuo como para pensar que desde aquí no se manipula, porqué ya sabemos todos quién se puso al frente cuando vieron que les interesaba ondear esta bandera que se hacía más y más popular y que tapaba sus propias miserias. Sigo siendo muy escéptico al respecto de cómo acabará todo esto, y continúo esperando explicaciones claras sobre un hipotético estado independiente futuro (que me sigue pareciendo una utopía). Pero, a la vez, la agresividad y el odio que desprende el nacionalismo neofranquista me están despertando las ganas de votar. No lo iba a hacer, pero si al final se hace el referéndum, iré, sea más o menos de chichinabo. Ni que sea como acto de rebeldía y por mi derecho innegociable a decidir en las urnas. Nadie (y menos los neofascistas que nos gobiernan a todos) me podrá negar nunca mi derecho a ir a votar. Vote sí, vote no, vote ns/nc, o vote a Carmen de Mairena. Ya va siendo hora de acabar con la gran mentira del '78.

Y a todo esto, el viernes estuve viendo a Interpol. Quedé con La Chica Con Pelo De Chico, y luego nos juntamos también con B-Melómano y con R-Ojos-Claros. Teniendo en cuenta mi aventura de una noche con esta última, y que creo que él y La Chica Con Pelo De Chico también habían tenido una aventura de una noche meses atrás, la situación era caprichosamente divertida. La verdad es que nos lo pasamos muy bien. El concierto estuvo genial, y luego estuvimos un ratillo en el after-party. La Chica Con Pelo De Chico y yo nos fuimos antes, y tuve la sensación que luego ellos se debieron preguntar si estábamos liados (oficialmente, nadie lo sabe, salvo E-Rizada, a quien se lo confesé en una de las noches de sexo de sustitución). Admito que me gustó esa sensación, porqué me encanta despertar ambigüidad y la complicidad que generan las historias secretas. Ahora a ella le toca encerrarse dos semanas como monja de clausura para acabar de preparar la presentación de la tesis. Ya le dije que si necesita algo, ahí me tendrá. A ver si deja atrás de una puta vez esta tortura, y vuelve a la vida con la cabeza clara y ganas de vivir con naturalidad. Tengo derecho a tener mis fantasías, qué queréis...





dimecres, 6 de setembre de 2017

cASeRo




Son casi las 4 de la mañana. He estado escaneando trabajos antiguos, y me ocupan tanto que el ordenador me va lentísimo. Más de lo habitual, vaya. Echar la vista atrás es un peligroso ejercicio de melancolía que te puede llevar a la tentación de volver donde te llevaron tus pasos en años pretéritos, o incluso recuperar hábitos y personajes. No está mal, por el hecho de que te da perspectiva, pero también te hace tomar conciencia del paso del tiempo. No hay nada más aterrador.

Hoy ha sido otro día post-noche, de esos que no sales de casa. Tu cabeza va a ritmo atenuado, y tus músculos notan las agujetas de la actividad nocturna del día anterior. Así que no hay mejor opción que quedarte en tu guarida, haciendo cosas que no impliquen desplazamiento ni desgaste físico. El contacto humano reducido a las ventanas virtuales es una buena oportunidad para mirarte hacia adentro. Siempre es un ejercicio interesante, aunque hacerlo en demasía puede ser peligroso. El exceso de reflexión puede ser tan malo como la falta de ella. El equilibrio, además de imposible, también es la base de todo.

Finalmente iré a Interpol el viernes. La Chica Con Pelo De Chico se ha puesto contenta al decírselo. Eso me gusta, pero tampoco seré tan ingenuo como para pensar que algo vaya a cambiar de manera inmediata. Antes pensaba que quizás estemos llegando a un punto de habernos convertido en parte de nuestras respectivas rutinas. Y no creo que eso juegue a mi favor ni a la de mis deseos. Hay momentos en que me parece que sería fácil olvidarla. Pero cuando reaparece en forma de mensaje, o cada vez que nos vemos, mi deseo vuelve a encenderse. Como me dijo ella misma hace unos días, todo sería tan fácil si fuera capaz de sentir de manera recíproca ese deseo... pero eso nunca pasa. Por alguna razón que desconozco, no se me permite poder vivir algo así. Hay días que me genera frustración y rabia; otros, ultraescepticismo, cinismo y màxima desidia. La raíz de mis promiscuidades arranca de ahí...

He felicitado a M-De-Las-Culturas por su cumpleaños y le he regalado virtualmente un par de discos de Them. La Chica Del Ex Novio Imaginario se va sola unos días a Cantabria, apurando su última semana de vacaciones, y los demonios internos de su soltería. R-Ojos-Claros apura sus últimos días por Italia, y diría que también venía a Interpol. Desconozco si con Stones Song, aunque no me cuadra con su estilo de música. Puede darse confluencia de diversas dEsoRdeNadas de distinto grado en ese concierto. R de Vendetta no ha dado señales de vida, y tengo claro que no la llamaré si ella no lo hace. Ya le he mostrado sobradamente mi interés por volver a vernos, y ella me dijo que también quería, así que le toca mover ficha a ella. Con E-Rizada no hemos vuelto a decirnos nada, y creo que ambos supimos tras la noche en su casa que la historia, de manera natural, iba a limitarse a un único encuentro. Y mañana seguramente escriba a A&Bigua, porqué le debía una respuesta de la conversación que quedó a medias hace un par de noches. Diría que el estado de cuentas dEsoRdeNadas es éste ahora mismo...

Tengo hambre otra vez. Hoy se ha sabido el cartel del Primavera Club y sólo conozco a 3 bandas. Pero una de ellas es uno de mis últimos descubrimientos azarosos que ya colgué aquí, Girl Ray. También viene otra de ellas de aquí a un par de lunes, Molly Burch. No puedo parar de escuchar música. Me molesta entrar en un blog y que me salte automáticamente música, porqué interfiere la que ya estoy escuchando yo. Cuando eso me pasa, dejo de visitar el blog en cuestión. Los lectores deberíamos tener siempre la oportunidad de elegir si queremos darle al play o no, sin que nadie nos imponga lo que tenemos que escuchar...






dilluns, 4 de setembre de 2017

nO Me guStA SePTieMbRe




Llueve de madrugada. El verano empieza a oler a otoño y no me gusta nada. El otoño es mi segunda estación más odiada del año. Resulta deprimente. Los días se acortan, se pierden horas de luz, baja la temperatura, la gente pierde la energía y vitalidad veraniega, y salir entre semana se convierte en cosa de 4 gatos heroícos que nos resistimos a la vulgaridad otoñal. Otoño es como estar en coma, antes de la muerte invernal. Primavera es renacer, y verano es VIDA. Podría vivir perfectamente siempre en verano. En mi mes de vacaciones, concretamente.

La temporada que empieza es la menos estimulante de la historia en mi curro. El 95% de la empresa está igual, lo cual dice muy poco a favor de los que la dirigen. O mucho a favor, si su verdadero objetivo es acabar con ella y que cierre. Todo podría ser, y de la gente que nos dirige me lo esperaría todo. Suerte de los soldados rasos, que lo hacen todo un poco más llevadero. El miércoles fuimos unos cuantos a cenar, y luego 4 me sobrevivieron para ir a beber, charlar, reír y bailar. Lo que más me gusta en la vida, vaya. Una de ellas era La Chica Del Ex Novio Imaginario. Seguimos en ese proceso de acercamiento y empatía por despechos (respectivos), y admito que me atrae bastante. Todavía no he aclarado del todo si me atrae toda ella, si es algo más bien puramente físico, o si me atrae con cierto morbo la posibilidad de estar con ella. Y tras varios escarceos y algún pico inocente que le robé una de las últimas veces que nos hemos visto, tampoco tengo claro si su negativa es simplemente porqué no le atraigo, porqué tuvo una mala experiencia con otro compañero de curro y no quiere volver a jugar en ese terreno, o porqué sabe que yo estoy con el sí pero no con La Chica Con Pelo de Chico (nos lo hemos contado todo últimamente, y de ahí nuestra empatía de rechazados). Hace poco nos preguntaron si éramos pareja, y algún compañero de curro también ha hecho alguna broma al respecto, y reconozco que me gusta la ambigüedad que despertamos en ojos ajenos. Y también me pone la posibilidad de que se hiciera realidad. Aunque también sé perfectamente que si La Chica Con Pelo De Chico abre los ojos y se quita los miedos de una vez, no tendría ojos para otras. No es ningún secreto que me pirran las mujeres, pero tengo claro que si realmente consigo a la que me gusta, no juego a más bandas. Mientras no haya una definición, en todas las que haga falta, porqué sólo se vive una vez. La regla sagrada es ir de cara, ser honesto y no engañar. Y apechugar con lo que eso conlleva.

Anoche al salir del trabajo tenía que ir con más gente a los conciertos gratuítos de la fiestas de una localidad de las afueras de diSoRdErLand. No hubo quorum, así que le dije de hacer una cerveza a la única chica que había mostrado interés en ir. Ya hace un tiempo que A&Bigua y yo parecemos llevarnos bien y conectar, navegando en una cierta ambigüedad respecto al interés mútuo. Quedó con una amiga suya asturiana, y yo me uní después de pasar por casa, pegarme una duchita y cenar algo rápido. Mientras iba a su encuentro, me escribió diciéndome que se dirigían a un bar pijo apartado en el puerto. En el quinto coño. Todo pintaba fatal, y la verdad es que al llegar me sentí totalmente desubicado: música electrónica chunga, gente que tenía muy poco que ver conmigo, go-gos (de ambos sexos), copas carísimas... a pesar de todas estas adversidades, la verdad es que lo pasé bien porqué la compañía era grata. Su amiga asturiana me acercó en coche cerca de casa, y esta noche A&Bigua me ha enviado fotos y videos y hemos estado whatsappeando un rato. Es muy maja, aunque tampoco tengo la sensación de que vayamos a conectar de manera mágica. Nunca se sabe, pero mi intuición suele ser bastante acertada. Posiblemente nos hagamos cuenta compartida de Netflix, si nos convence a ambos cuando lo miremos con calma. También esta noche La Chica Con Pelo De Chico me ha escrito ya de vuelta en casa, tras su fin de semana madrileño (el que me invitó a compartir con ella). Dice que se lo ha pasado muy bien y que le ha servido para cargar pilas. Ojalá fuera en el sentido que pienso, aunque lo dudo. Veremos hacia dónde deriva todo. Yo sigo escuchando bastante a los Smiths, entre muchos otros...






dimecres, 30 d’agost de 2017

iNdiViduALiSta ConVenCidO




Hoy ha sido unos de esos días de lobo solitario. Me ha faltado poco para cerrarlo sin haber hablado con nadie. Lo han impedido la cajera del súper, un par de dependientas de otras tantas tiendas, y el vendedor de las entradas del cine de barrio al que he ido a ver una peli de Woody Allen que ni tan siquiera sabía que había hecho ('The Irrational Man', de hace un par de años). Y 3 o 4 whatsapps en un grupo con el que nos vamos mañana de cena, si a whatsappear se le puede considerar técnicamente 'hablar'. Pero ha sido un día muy individualista, o más de lo ya de por sí habitual en mi. Me encantan este tipo de días, y los necesito. Soy convencidamente individualista, y el mundo sería un lugar mejor si todo el mundo fuera capaz de serlo. El problema es que la gente confunde individualismo con términos que no tienen nada que ver, como egoísmo, egocentrismo, narcisismo, autismo, asocialismo... yo entiendo el individualismo como la capacidad de ser autosuficiente e independiente, y de ser tú mismo y mostrarte como tal, actuar según tus principios, y no dejarte influír o persuadir por los que te quieren arrastrar hacia una masa aborregada y acrítica. Y a partir de ahí, sería mucho más fácil establecer relaciones entre individuos completos, reales, y honestos con ellos mismos. Me parece increíble que haya gente que no quiera ser individualista.

Volviendo a mi necesidad de vivir días para mi mismo, puede ser necesidad de reafirmación de la propia autosuficiencia. O necesidad de un descanso de socialización con los demás, sus problemas, o los conflictos que comporta la relación con otras personas. Y también la necesidad de comprobar que marco los tempos de mi propia vida, y que decido si quiero estar o no con los demás, si contesto a un whatsapp ahora, más tarde o mañana, o si ceno en este momento o después de ver dos capítulos de 'Penny Dreadful', por muy tarde que sea para los horarios convencionales que nos quieren imponer desde fuera. "Te amaré por lo que eres, no por lo que los demás quieren que seas", dicen en uno de los capítulos que he visto hoy, antes de acabar la tercera y última temporada de la serie. Me ha gustado esa frase. Me ha hecho pensar en la cantidad de presiones que recibimos a diario para moldearnos, domesticarnos, persuadirnos u obligarnos a hacer cosas que realmente no queremos o que nos llevarán a ser personas distintas a las que realmente somos o aspiramos a ser. Es una batalla diaria intentar ser tú mismo. Luchar por hacer tu propia vida, a tu manera, por mucho que choque con las convenciones sociales de esa clase media mayoritaria que siempre se burla e intenta menospreciar o extinguir a las minorías o a los que se atreven a vivir diferente. A ser individualistas, vaya. Puro miedo e ignorancia. Siempre me he sentido parte de ese grupo de personas que nada a contracorriente, por muchos sacrificios que comporte. Me gusta sentir que hago lo que quiero, si bien no es del todo cierto. La libertad es un concepto muy relativo, y que daría para muchas horas de charlas y discusiones.

Tras toda la vorágine emocional y sexual desde que volví de vacaciones, parece que últimamente me he instalado en una relativa serenidad. Sí, es muy atrevido usar esa palabra en el dEsoRdeN, pero me tomo la libertad de hacerlo ni que sea por comparación con periodos anteriores. Parece que con el paso del tiempo haya aprendido a gestionar mejor situaciones, oportunidades, ausencias o urgencias históricas. Supongo que la edad te va acorazando con capas y capas de escepticismo y prudencia, y aprendes a relativizar lo que antes eran grandes dramas personales. No creo que pierda nunca esa parte de mi esencia romántica y apasionada, pero por momentos parezco más capacitado para domesticar a los caballos furiosos y desatados. Acabarán por galopar descontrolados otra vez, antes o después, pero al menos logro contenerlos durante más tiempo. Parezco abocado a amores imposibles, terribles, malditos, mutilados, incompletos... y aunque eso provoque dolores y vacíos, uno hasta acaba acostumbrándose. El hábito acaba amortiguando las consecuencias. Si hubiera nacido antes, quizás podría haber salido en una novela de Wilde o en un disco de los Smiths. Pensarlo me ayuda a darle cierto misticismo romántico y transcendental a mi insignificante tragedia personal. A mi, como al personaje de la serie antes referida (y que es mi personaje preferido de la historia de la literatura), también me han atraído siempre los seres rotos, extraños o incompletos. Pura empatía, supongo...



dilluns, 28 d’agost de 2017

uNa MiCa dE PoR Sí QuE TiNc



La foto es mía, ladrones...

Los días pasan, y pasan cosas de día y de noche. PJ Harvey estuvo genial, como de costumbre. Aunque fuera la tercera vez que veía este show, siempre consigue sacarte emociones y sorpresa de dentro. Incluso se permite el lujo de casi ni interactuar con el público, ni en circunstancias tan terribles como pueda ser un atentado terrorista sucedido 6 días antes. Me sorprendió que no hiciera ninguna mención, pero quizás esa fuera la postura más inteligente: centrarlo todo en la música y en la vuelta a la normalidad. Esa debe ser la mejor respuesta a la barbarie.

"Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas"

En la semana posterior a los atentados han pasado muchísimas cosas de vergüenza ajena. El mundo se está convirtiendo en una auténtica olla de grillos donde parece que haya que gritar más que el de al lado para obtener la razón. Y eso que razón detecto poca, pero sí mucha víscera y mucho odio. Y eso sí que da realmente miedo. Y mira que han habido gestos preciosos y conmovedores estos días, como el abrazo del padre de uno de los niños fallecidos en Les Rambles al Imám de Rubí, o las lágrimas sinceras de la hermana de dos de los terroristas en su parlamento público, absolutamente superada por los acontecimientos. Pero las campañas de propaganda mediática para mezclar churros con merinas, o la nula deontología de muchos han empañado mi percepción global. Y no me gustó nada la absurda guerra de banderas en la manifestación de ayer. Ayer no tocaba, y mearon fuera de tiesto unos y otros. Sí que me parecieron geniales y un acto de valentía y coherencia el abucheo y los silbidos al cínico del rey y a los representantes del estado que vende armas a Arabia Saudí, dictadura que financia el terrorismo. Billetes manchados de sangre, pero luego a salir en la foto del ministerio de propaganda. Asqueroso. Que a estas alturas de la historia de la humanidad sigamos manteniendo a estas alimañas monárquicas dice muy poco a favor de este país de mierda. Porqué somos un país de mierda, de eso no tengo ninguna duda. Ni respetar un duelo sabemos, sin pelearnos ni meter mierda en nuestras pugnas ideológicas cotidianas. De entre toda la pocilga de mierda publicada, siempre quedan artículos que valen la pena, como éste de Jordi Évole. Y buceando en el lodo, también he rescatado uno interesantísimo, pero a la vez tenebroso. Es de un blog, y en todo momento remarca que es un simple ejercicio de especulación a partir de razonamientos lógicos y lo más neutros posibles. Pero las coincidencias con lo que vaticinó un año atrás y los terribles hechos de estos días dan, como mínimo, para reflexionar muy mucho. Te creas más o menos, lo cierto es que la hipótesis de los atentados de falsa bandera podría resultar perfectamente verosímil, parcial o totalmente. Y lo peor de todo es que no nos sorprendería en absoluto que pasaran cosas así. Somos el país del GAL, de las torturas a presos políticos, de la ilegalización de partidos o medios de comunicación, del caso Scala, Antonio Cubillo, de la matanza de Atocha...

Penny Dreadful

Y saliendo de la mierda externa, miro para la interna. Finalmente no iré a Madrid con La Chica Con Pelo De Chico. La logística era muy complicada, y esa me parece una buena señal de que era mejor no ir. Tengo pendiente ir a la Meseta antes de acabar el año, a ser posible. Al final quedamos para cenar el viernes en mi casa. Y fue genial. Lo cierto es que en esta última semana de reaparición, tiene otro tono mucho más próximo y natural. Tengo la sensación de que el hecho de desaparecer unos días y dejarla respirar, sumado a la radiografía que le hice el otro día, la han relajado un poco. Vuelvo a sentirla cerca, y eso ha propiciado que yo me haya vuelto a acercar también. Estuvimos casi 5 horas de charla, música, comer, beber, y esa maravillosa sensación de sentir que algo fluye entre dos personas. Sea lo que sea, y desemboque en lo que acabe desembocando. Cuando apagamos la luz de la azotea y dejamos sólo las velas para poder ver las estrellas la velada llegó a ese punto mágico que tienen algunas noches de verano. Estuve tentado de levantarme y besarla, pero no tenía la certeza de que ella quisiera y preferí no estropearlo. No quiso quedarse a dormir (sigue en la fase de bloqueos y "no puedo"), y aunque hubo 4 besos en la despedida, cuando llegó a su casa me envió un mensaje con un punto de agrio romanticismo: "me sabe muy mal no poder darte lo que quieres. Todo sería mucho más fácil". Me pareció bonito, a pesar de constatar una realidad incómoda. Pero me niego a tomarla como definitiva. Creo que acabará superando esta etapa. Claro que eso no quiere decir que cuando lo haga vaya a querer dar un paso más conmigo, pero para terco y obstinado, dEsoRdeN. Quiero impedir a toda costa caer en mis típicos bucles obsesivos y que tanto daño me hacen (me hago). Ya le dije que me gustaría no perder nunca lo que tenemos, y a partir de ahí ya se verá hacia donde fluye todo. Y así me gustaría tomármelo. La verdad es que el viernes acepté su whatsapp post-cena con bastante serenidad, por mucho que fuera una derrota parcial. Supongo que el colchón de las historias paralelas con las que he puesto parches a las heridas estas últimas semanas también ayuda. Esta semana debería quedar con R-de-Vendetta. Y llevo unos días en que también siento muy cerca a La Chica Del Ex Novio Imaginario. En otro plano no tan profundo, pero también tenemos nuestras conversaciones sobre nuestros respectivos fracasos amorosos, y eso acaba uniendo. Anoche una chica nos preguntó si éramos pareja. Reímos, y ella dijo que no, pero que últimamente casi como si lo fuéramos. Admito mi deseo por ella, pero creo que es algo más puramente carnal. Si hablamos de un deseo más global, íntimo y profundo, tengo muy claro cuál es el único nombre que tengo ahora mismo entre ceja, arteria y testículos.


*La Chica Del Ex Novio Imaginario me ha recomendado esta delicia de disco. Me encanta. El disco también...


dimecres, 23 d’agost de 2017

tHe oNLy QuEeN iN ThE eARth



Hoy he ido a la playa con unos amigos, en las cercanías de la ciudad. Se lo he dicho a la Chica del Ex Novio Imaginario, pero no le iba bien. Una vez en la arena, se me ha encendido la lucecita y le he pegado un toque a L-La-Loca y a Bailarina de Burlesque, que son de allí. La primera no ha podido venir, pero la segunda sí, con una vecina suya. Ha sido agradable hacer una cervecita improvisada mirando el mar y con la brisa, y en un entorno inédito para mi. Me encanta improvisar, y pintar el día con colores que no estaban previstos un rato antes. Quizás por el efecto de un cambio de fondo de pantalla accidental, el día ha seguido por el mismo camino. Siguiendo la conversación de whatsapp que empezamos ayer, he pinchado a La Chica Con Pelo De Chico para que se pillara billetes para Madrid, para un cumpleaños de un amigo suyo que le hacía ilusión. Tenía dudas de si debía ir por todo el tema de la tesis, pero si sólo vivimos una vez y se estaba muriendo de ganas, ¿por qué no hacerlo? Así que para pegarle el empujoncito definitivo, en mitad de un mensaje le he enviado el link de Renfe con un "ups! Se me ha caído...". Minutos después me decía que ya tenía billete y hotel... y que si me quería venir con ella. Reconozco que me he quedado sorprendido. No por el hecho en sí, que ya me había ofrecido previamente unas cuantas veces en los meses en que me insistía y se interesaba abiertamente por mi. Pero sí por el momento. Después de todo lo que hemos pasado, de su bloqueo, de la distancia de las últimas semanas, de mis dudas... me ha pillado en fuera de juego. Le he dicho que me lo miraré, porqué de hecho tendría que pillar fiesta en el trabajo, y ese mismo fin de semana un compañero no está por una boda, con lo que no sé si me lo concederían. Y aunque por una parte me muero de ganas y me encanta el detalle que ha tenido de invitarme, por otra no sé si es buena idea. Al margen de que me gastaría un pastón para un día y medio y tendría que volver el domingo a primera hora casi sin dormir para currar, porqué sólo me queda un día de fiesta. Sí, lo sé, casi cada semana voy un día al curro casi sin haber dormido, pero esta vez hablamos de añadirle un viaje de 600 km, y un fin de semana de estar juntos con nuestras respectivas mochilas y corazas puestas. Instinto y naturalidad me dicen "ves y vive lo que haya que vivir, capullo!", y el cerebro me dice "te vas a volver a pillar los dedos, tontaina". Soy más de hacerle caso a los primeros, pero en este caso dejaré que las circunstancias me indiquen el camino. Si mi jefa me da fiesta, adelante. Y si no, me quedaré con el gesto de la invitación, y el deseo, por qué no, de que volvamos a recuperarnos una y otro.

PD: Y a todo esto, este miércoles, vuelvo a ver a la MUSA. Cuarta vez en los últimos 15 meses...






dimarts, 22 d’agost de 2017

tRaNSiCioNeS




Los días pasan, y poco a poco se va recobrando cierta normalidad, si es que eso es posible al 100%. Tantísimos inputs e impactos recibidos en las últimas 100 horas. Gestos de una humanidad emocionante desde aquí y desde toda España, y otros de un nivel de miseria vergonzoso desde aquí y desde diversos puntos de España. Colaboración desinteresada de la ciudadanía, y rémoras aprovechando la situación para hacer política interesada. Prácticas periodísticas vomitivas, y violación repetida de códigos deontológicos. Subnormales llenos de odio que no entienden que en Catalunya el catalán es lengua oficial y se habla con la misma naturalidad que el castellano, y por ello se hacen ruedas de prensa en 4 lenguas distintas con toda normalidad y voluntad de hacer llegar el mensaje a cuanta más gente mejor. Supongo que no deben estar acostumbrados, ante un presidente inculto y monolingüe que habla por plasma en el único idioma que conoce, sin admitir preguntas, por supuesto. Lecturas perversas, y pequeñas delicias llenas de tacto y sensibilidad. La bochornosa hipocresía de un cínico Estado troglodita y una monarquía que venden armas y entrelazan complicidades con la dictadura de Arabia Saudí que financia el terrorismo, y la asquerosa propaganda de la Casa Real con los reyes visitando a víctimas en el hospital, como cuando el No-do enseñaba imágenes del Caudillo. Tampoco ha cambiado tanto el cuento, y nos siguen gobernando inútiles que son rancia herencia del franquismo puro y duro. Sensación generalizada en diSoRdErLand de que la crisis se ha gestionado de manera autónoma desde aquí, a pesar de las múltiples trabas del Estado para dejar fuera de los organismos policiales internacionales a los Mossos d'Esquadra. Mira que soy poco amigo de este cuerpo, pero hay que reconocerles que han hecho magníficamente bien su complicadísima tarea estos días, y en cuestión de comunicación le han dado un soberano baño a muchos supuestos tótems de ese 'periodismo' que es pura pantomima propagandística. Tengo la sensación de que ha sido un terrible examen que nos ha probado que podemos funcionar de manera independiente, porqué tenemos organismos e instituciones preparadas para ello. Y, personalmente, fue muy emotivo el minuto de silencio en Pça. Catalunya junto a una L de Lesbiana emocionada y su hermano. O caminar con mi madre y mi tía por unes Rambles abarrotadas pocas horas después de la tragedia gritando a viva voz "No Tinc Por" ("No Tengo Miedo"). Y también fue bastante impresionante volver de noche paseando Rambles arriba con todos esos altares improvisados de velas en distintos puntos del trágico recorrido, y montones de mensajes en papeles, cemento y árboles.

Paralelamente, el intento de retorno a la normalidad estaba muy condicionado por todo lo ocurrido. Se anularon conciertos y actividades multitudinarias de les Festes, y eso ha hecho que en su bicentenario hayan sido las más extrañas que yo recuerde. Calles semivacías y silenciosas, y rebeldes que nos lanzamos a las calles para intentar reconquistarlas, junto a esa normalidad que nos negamos a entregar a los recolectores de odio. He acabado saliendo todos los días menos el de los atentados, y hoy me he limitado a hacerlo de tarde. Alguna cena improvisada en casa, algún whatsapp nocturno para reclutarme, una noche de quemarlo todo, y la de ayer junto a La Chica del Ex Novio Imaginario y más gente del curro, y también desconocidas a las que no me importaría conocer más, o gente que conocimos por la calle, como la uruguaya aprendiz de catalán, o una polaca que no me acabé de enterar de qué hacía por aquí. Todo con sensaciones contradictorias, con una mezcla de mal cuerpo y ganas de reconquistar la cotidianidad más amable.

Y a todo esto, La Chica Con Pelo de Chico reapareció justo hace una semana. Me escribió para disculparse porqué no podía venir a una cena comunitaria que montaba en mi casa para Festes, y admitió que últimamente andaba algo introspectiva y reflexiva respecto a muchas cosas de su vida. Además, está preparando la presentación de la tesis, y anda bastante ensimismada. Le dije que echaba en falta la naturalidad de tiempo atrás, y también nuestras conversaciones filosóficas, y me dijo que ella también, y que había estado a punto de escribirme un par de días antes pero se sentía ridícula. Nos hemos escrito un par de veces desde entonces, y la verdad es que hoy he vuelto a sentirla más próxima y con voluntad de acercamiento. Le he vuelto a hacer una doble radiografía de lo que creo que le pasa, y la he vuelto a clavar. Mi instinto no suele fallarme en estos casos, y ha vuelto a quedarse sorprendida de cómo la calo y detecto su funcionamiento interno. Dice que nunca nadie la había analizado de una manera tan intensa y precisa. Quizás sea un hilo de donde tirar para recuperar empatías y químicas perdidas, pero ahora yo también necesito un tiempo para quitarme escepticismos de encima. Entre su coraza y la mía, esto puede ser más complicado que un torneo medieval. Si su curro no lo impide, quizás nos veamos este viernes para cenar. Veremos cómo evoluciona todo, porqué yo ahora mismo no sabría en qué dirección apostar ni un solo céntimo...